Entradas

Ni tradicional, ni digital: Comunicación Global

El mundo de la Comunicación vive un momento en el que cohabitan todo tipo de generaciones, desde las aferradas al papel hasta las que no ven más allá de la tecla. Entre estos dos extremos nos encontramos quienes, como Aristóteles, consideramos que en el término medio se encuentra la virtud y encontramos las soluciones en el diálogo. Un diálogo que debe realizarse a través de todos aquellos canales en los que esté nuestro público. Esto puede ser obvio, pero a la hora de hacer una estrategia de prensa, aún hay quien no tiene en cuenta a los blogueros, como si fuesen una especie aparte, incluso hay quien piensa que “eso es cosa de quienes llevan Facebook y Twitter”.

¿Por qué no puede ser un trabajo conjunto de todos los miembros implicados en hacer llegar el mensaje del cliente? ¿Acaso el usuario que se encuentra en internet no sale a la calle y se toma un café mientras lee un periódico? ¿O no habla con gente que sí lo hace? Incluso hay quien lo hace todo, se informa tanto por Internet como por la prensa y la televisión, curioso ¿verdad?

Imaginemos una cena de amigos, entre los cuales se encuentran personas que se informan únicamente a través de Internet y quienes lo hacen solo por los llamados “medios tradicionales”. Habrá un momento en el que uno de ellos dirá: “¿Habéis visto la campaña de (marca en cuestión) que circula por la Red?” entonces seguirá otro comensal: “No, la verdad es que no me entero de nada, no me meto en Internet. Estoy totalmente perdido y eso que es una de mis marcas favoritas”. También existe el caso contrario, en el que el internauta termina diciendo: “No, hace años que no veo la tele ni leo el periódico”.

¡Podemos derribar el muro! ¿Cómo? Únicamente tenemos que asumir que los tiempos han cambiado y los medios también, simplemente hay que recordar cómo anunció don Juan Carlos su abdicación, ¡vía Twitter! Un hecho que marcó el punto de inflexión en la manera de comunicar.

Ahora muchos medios de comunicación son únicamente personas, eso sí, con cientos, miles o millones de seguidores en redes sociales que pueden ser clientes potenciales de tu marca. ¿Por qué dejarlos escapar? ¿Por qué no tratarlos como al resto de medios? Es decir, como vehículo necesario para llegar al consumidor. Su incorporación a las estrategias de prensa harán que el mensaje que quieras comunicar llegue a todos los rincones y que la comunicación de tu marca sea realmente global.

Para finalizar, permíteme que cite a Stephen Covey, autor del libro Los siete hábitos de las personas altamente efectivas: “La tecnología reinventará los negocios, pero las relaciones humanas seguirán siendo la clave del éxito”. ¿No crees?